PANNA COTTA DE CHOCOLATE BLANCO

La pannacotta es un postre tradicional italiano elaborado a base de nata, azúcar y gelatificantes. Su nombre, nata cocida en español, hace referencia a su proceso de elaboración consistente en hervir la nata junto con el azúcar y retirarla del fuego para agregarle la gelatina. Nosotros aprovechamos ese proceso para añadirle chocolate blanco para darle un gusto diferente.

INGREDIENTES

500 g. de nata para montar

300 g. de leche entera

1 c/c de esencia de vainilla

60 g. azúcar

180 g. chocolate blanco

4 hojas de gelatina

15 galletas

frutos rojos en zumo o frescos

menta fresca

una nuez de mantequilla

PASO A PASO

  1. Calentar en un cazo la leche y la nata junto con la esencia de vainilla. Añadir 40 gramos de azúcar y remover para que no se agarre al fondo.
  2. Esperar hasta que hierva y retirar del fuego. Cuando se atempere unos minutos añadir el chocolate blanco, y las hojas de gelatina hidratadas previamente en agua fría. Menear hasta que se funda el chocolate.
  3. Romper algunas galletas y mezclar junto con la mantequilla derretida. Disponer en el fondo de un vaso y congelar unos minutos para que solidifique. Añadir la mezcla de los lácteos y el chocolate blanco al vaso y dejar enfriar durante unas horas en la nevera con papel film pegado para que no se cree una piel desagradable.
  4. Echar en una sartén los frutos rojos con el zumo o agua y el resto del azúcar (20 g). Dar vueltas hasta que tenga una consistencia parecida a la mermelada.
  5. Una vez está frío, servir la panacota con los frutos rojos y unas hojas de menta para adornar.
  6. ¡A comer!

 c/s: cuchara sopera c/c: cuchara de café

 c/s: cuchara sopera

 c/c: cuchara de café


OCHENTA GRAMOS